Aprendizaje Socio-Emocional

Como parte del enfoque que el Distrito Escolar Independiente de Austin tiene de educar a los niños como estudiantes completos, la escuela primaria de Becker se enorgullece en implementar un programa de aprendizaje Socio-Emocional.  El Aprendizaje Socio-Emocional (SEL, por sus siglas en inglés) enseña las habilidades que todos necesitamos para entendernos a nosotros mismos, nuestras relaciones y cómo hacer nuestro trabajo de forma efectiva y con ética. Estas habilidades incluyen el reconocimiento y control de nuestras emociones, desarrollar el cuidado y la preocupación por los demás, el establecimiento de relaciones positivas, la toma de decisiones responsables y el manejo de situaciones difíciles de manera constructiva y moral.

Nuestros “Bobcats” de Becker participan en lecciones semanales de aprendizaje socio-emocional en las que nuestro maravilloso personal enseña habilidades importantes para la vida. Además de las lecciones, nuestro personal docente de Becker integra el aprendizaje socio-emocional en todos los aspectos del día, incluso en la asamblea diaria de la mañana.

A lo largo del año nuestra comunidad de Becker también participa en los Juegos de Compasión, que se centran en la unidad del Mundo. Los estudiantes y el personal trabajan en demostrar compasión por sí mismos, los demás y la Tierra, esto ayuda a crear conciencia y a hacer que este comportamiento se repita y multiplique. Este año, nuestros juegos de compasión culminarán con el Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas, que celebraremos con “Celebrar la Paz con un Pastel” (Peace through Pie). Estas iniciativas apoyan la vida de los estudiantes que siguen la Guía de Becker para el Éxito (Perseverancia, Responsabilidad, y Respeto) que hacen parte de la identidad de los “Bobcats”. Los estudiantes son reconocidos por demostrar este comportamiento en la asamblea de la mañana los martes y jueves.

No hay lugar para el odio

La iniciativa “No hay lugar para el odio” (No Place for Hate®), es una parte integral del currículo escolar que proporciona a los maestros y estudiantes con los recursos para asegurar que haya una educación abierta a la diversidad e imparcial. La escuela primaria de Becker no sólo ha continuado con el modelo de educación bilingüe doble, sino que por séptima vez, ha ganado distinción como una escuela donde se practica la iniciativa “No hay lugar para el odio”

Becker se esfuerza por crear un ambiente escolar inclusivo donde todos los estudiantes se sientan valorados, independientemente de su raza, origen nacional, género, orientación sexual (real o percibida), religión o capacidades. Las lecciones y celebraciones del Programa Socio-Emocional (SEL, por sus siglas en inglés), las lecciones de “Creative Action” y nuestra participación como Familia en la Marcha Comunitaria de Martin Luther King Jr. reflejan la iniciativa “No hay lugar para el odio” en la escuela primaria Becker.